22 de Setiembre y Brasilia
Pirapó - Itapúa -Paraguay

Telef/Fax
: 0768 245 220 / 0768 245210
Email: copirapo@tigo.com.py
RUC: 80007726-1

miércoles, 26 de diciembre de 2012

¿Paraguay, Maranhão del Cono Sur?

26 de Diciembre de 2012
APORTES DE LOS LECTORES Y EXPERTOS SOBRE EL “PREACUERDO” CON RIO TINTO ALCAN (2)

¿Paraguay, Maranhão del Cono Sur?

La subestimación de la opinión pública en nuestro país ha sido una constante, especialmente durante la tenebrosa noche stroessnista, una prueba de esa impopular decisión fue el Tratado de Itaipú, que lamentablemente se reitera hoy con el gobierno de Federico Franco, que presume de democrático, al negociar y redactar entre cuatro paredes un documento potencialmente peligroso para la República. Si Franco prefirió la opacidad, nosotros seguiremos bregando por la transparencia, especialmente cuando estén de por medio los intereses nacionales. Con ese propósito, minutos después de que consiguiéramos el documento lo pusimos a la consideración de nuestros lectores (www.abc.com.py), e incluso abrimos nuestras páginas para publicar sus aportes sobre el material. En esa línea, incluimos hoy la primera parte del trabajo de Wagner Enis Weber, máster en Administración y Negocios por la Fundación Getulio Vargas (Brasil) y autor de los libros “Paraguay: un milagro americano” y “El Sinceramiento de la Economía Paraguaya”.
/ ABC Color.
Primero, quiero dejar claro que soy brasilero, y de esta forma, cuando lean estas líneas, los lectores deben tener en cuenta que personalmente me interesa y a los 195 millones de compatriotas la instalación de RTA en Paraguay. Para mi país, Brasil, es un gran negocio en todos los sentidos, al igual que para Canadá. En el capítulo III explicaremos el porqué.
Entretanto, es inadmisible que en pleno siglo XXI, de la información y globalización, países modernos tomen decisiones sobre su futuro de forma tan ingenua como se está haciendo actualmente.
Por eso, decidimos escribir estos textos, que pueden contribuir a que, una vez que Uds., paraguayos, tomen la decisión por apoyar la instalación de RTA en su país, ya no echen la culpa de su subdesarrollo a otras naciones.
El último día 12 de diciembre, el IBGE (órgano estadístico brasilero), divulgó la información sobre el PIB y la renta per cápita nacional por estados.
Ninguna sorpresa
Maranhão, en el noreste del país, continúa siendo el más pobre estado, con una renta per cápita de solo US$ 3.400,00, mientras a nivel Brasil la renta per cápita estaba en US$ 10.800,00 y en extremo sur, en el estado de Santa Catarina, era de US$ 12.500,00. Datos por estado de 2010.
¿Qué tiene que ver esta información con Paraguay?
La principal industria de Maranhão es la planta fundidora de aluminio de RIO TINTO ALCAN llamada ALUMAR, que funciona en el estado nordestino desde 1984. ALUMAR produce alrededor de 450.000 toneladas anuales de palanquillas de aluminio.
La explicación para que Maranhão continúe siendo un estado pobre, pese a esta multimillonaria inversión, es sencilla. Una fundidora de aluminio consume muchos recursos, como energía, y genera poco o casi nada valor agregado, como mano de obra, siendo que la riqueza y desarrollo no dependen del monto inicial de una inversión, sino de la reinversión permanente de las ganancias. ¿Acaso el lector y el Gobierno esperan que RTA reinvierta permanentemente su lucro en Paraguay? Y la riqueza y desarrollo no dependen del monto inicial de una inversión, sino de la reinversión permanente de las ganancias.
A 3.600 km de distancia de Maranhão, en el extremo sur de Brasil, se encuentra el estado de Santa Catarina, el más rico, industrializado y desarrollado, juntamente con São Paulo.
Con una renta per cápita de US$ 12.500,00 en 2010, la industria representaba 48,5% del PIB de Santa Catarina, estado que tiene, como principal característica productiva la inexistencia de grandes transnacionales. Ni fundidoras de aluminio, ni ensambladoras de autos, ni petroquímicas, ni producción de petróleo.
La casi totalidad de la industria catarinense proviene de la inversión y reinversión permanente de los inmigrantes y sus descendientes, que transformaron empresas como Brasil Foods (Sadia+Perdigão), WEG, Hering, Embraco, Buschle& Lepper, entre decenas de otras, en algunos de los más grandes grupos industriales de Brasil y América Latina.
Estas industrias no surgieron de la nada, sino de una estructuración productiva en clústers industriales diseminados en todo el estado.
No es la instalación de una fundidora de aluminio que hará que Paraguay se desarrolle industrialmente.
Este polo industrial de las dimensiones del cual habla el Gobierno no existe en ninguna parte de América Latina. Siquiera en los países productores de bauxita, que tienen ahí sus plantas fundidoras.
Si las industrias conexas no se instalaron en Maranhão, con una logística mejor para llegar a los grandes centros consumidores brasileros, ¿por qué lo harían desde Paraguay, con una logística mucho más compleja?
Es la potenciación de emprendedores paraguayos que hará que el país despegue industrialmente. Y el aprovechamiento inteligente de los recursos humanos locales y energéticos en áreas de alto valor agregado. Volvamos a los ejemplos de Santa Catarina y Maranhão.
Mientras WEG invierte 16% de sus ventas brutas en remuneración, ALUMAR invierte 2,5%.
Mientras WEG reinvierte la casi totalidad de sus ganancias en Brasil, RTA envía casi 100% de sus ganancias afuera.
La inversión paraguaya
Finalmente, otro detalle importante. ¿Cuánto invertirá Paraguay para que se instale RTA? No son solamente línea de transmisión y la donación de un terreno. Para instalar un MW de potencia en una central hidroeléctrica, financiada a largo plazo, con tasas de mercado, le costaría US$ 4.000. Yacyretá costó US$ 6.000 el MW de potencia instalada.
Si RTA utiliza 1.100 MW, eso significa una inversión mínima de US$ 4.400 millones por parte de la sociedad paraguaya.
Pero el Estado tendrá que invertir, también en una nueva línea de transmisión, más obras complementarias, que superarían los US$ 500 millones. Sumando las dos inversiones, alrededor de US$ 5.000 millones.
Aquí caben las siguientes preguntas:
1. ¿Cómo recuperará esta inversión la sociedad paraguaya? Seguramente no será en empleos. Tampoco en impuestos.
2. ¿Cuánto de reinversión de lucros se compromete hacer RTA?
Porque como sabemos, el crecimiento sostenido depende de la reinversión permanente, no de la inversión inicial, y nadie invierte US$ 4.000 millones por caridad.
3. ¿Cuánto de riqueza puede Paraguay generar utilizando la misma energía que RTA usará, si desarrolla otros sectores industriales y de servicios?
Esta pregunta responderemos en el próximo capítulo. La primera parte del aporte de los lectores
se publicó el domingo 23, pág. 4.
Enseñanzas
Una fundidora de aluminio (como la que busca instalar RTA) consume muchos recursos, como energía, y genera poco o casi nada valor agregado, como mano de obra, siendo que la riqueza y desarrollo no dependen del monto inicial de una inversión, sino de la reinversión permanente de las ganancias.

Fuente: ABC COLOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...